Desde el inicio de esta semana, se han ido instalando diferentes puntos de bloqueo en municipios que conectan Santa Cruz con otros departamentos o regiones del país.

Hasta la pasada jornada se conoció que son al menos seis puntos de bloqueo que interrumpen el libre tránsito en las carreteras los cuales han sido instalados por campesinos.


Desde la terminal de Buses de Cochabamba, se informó que los viajes al oriente del país se han suspendido por la carretera nueva y solo se autoriza la salida a este sector del país por la carretera antigua.

Los encargados aclaran que los viajes por esta vía implican más horas de trayecto, por lo que el precio del pasaje tiende a incrementar llegando a costar incluso Bs 150 por persona.

Durante las primeras horas de este miércoles, la suspensión de salidas por la carretera nueva continuaba suspendidos debido a que los bloqueos persisten. Son cerca de 600 vehículos varados a causa de las medidas de presión.

Los bloqueos están instalados en el municipio de Pailón, San Ramón, Guarayos, la comunidad Santa María, Cerro Grande y en Yapacaní.

Comentarios