En ambientes de la comisión de educación de la Cámara de Diputados, la viceministra de Educación Superior, Aurea Balderrama, hizo conocer que formalizó la denuncia penal por presunto tráfico de influencias en contra del director de Educación Técnica Superior, Agustín Tarifa y otras autoridades, entre los que figura el ministro de Educación, Adrián Quelca.

El caso tiene que ver con el supuesto direccionamiento del proceso de institucionalización de cargos directivos del sistema educativo nacional favoreciendo a cierto de grupo de personas.

Balderrama, al ser consultada si no teme represalias por la denuncia realizada, dijo no sentir temor porque se enmarca dentro de la lucha contra la corrupción encargada por el Órgano Ejecutivo.

Quelca aseguró que recién se entera del tema y al estar su nombre incluido en una denuncia penal dijo que ayudará al Ministerio Público en lo que necesite y está dispuesto a ser sometido a un proceso de investigación.

Sobre qué opina que sea una de sus viceministras la que lo haya denunciado señaló que la autoridad “debe tener aspiraciones” y esquivó la pregunta sobre si la mantendrá en el puesto.

  ​


Comentarios