El Lago Poopó pasó de ser el segundo más importante de Bolivia a convertirse en un desierto sin agua, sin animales y sin vida. En esta cápsula de Telepaís Ahora te damos más detalles de la peor sequía que vive este lugar.

Comentarios