Tras varios días de incendio en la Reserva de la Biósfera y tierra comunitaria Pilón de Lajas en el departamento del Beni.

Los voluntarios y pobladores de comunidades de Rurrenabaque contaron que tienen que caminar durante más de tres horas para llegar hasta los focos incendio que va consumiendo la reserva natural.

Esta caminata comienza desde muy tempranas horas en el municipio de Rurrenabaque, comunarios y voluntarios alistan los implementos necesarios para emprender la caminata rumbo al monte en el cual aún persisten los focos de incendio.

Pese a las altas temperaturas y el intenso calor, esta situación no es impedimento para todas las personas que van trabajando en Pilón Lajas.

Muchos de ellos, creen que la mejor y eficaz manera de apagar el fuego es vía aérea, sin embargo, esta determinación aún está en manos de las autoridades nacionales para activar otro tipo de estrategias para apagar por completo el fuego en esta área protegida. 


TAMBIEN PUEDE LEER: Un sobrevuelo determinará nuevas estrategias para sofocar el incendio en Pilón Lajas

Por otra parte, la falta de herramientas de trabajo y otros elementos, sería el problema fundamental que identificaron los voluntarios que trabajan diariamente en en esta área.  

“Lastimosamente no contamos con las herramientas, los comunarios no cuentan con las herramientas pese a que la alcaldía y el Ministerio de Defensa dijeron que había todo acá, pues otra es la realidad que les mostramos aca”, contó uno de los voluntarios a Unitel. 

Son más de 450 hectáreas afectadas por el fuego que no fue controlado por los miembros de los voluntarios contra incendios y los efectivos militares de la Armada y del Ejército.




Comentarios