Zuckerberg está lista para encabezar la nueva era del internet y por ello va en serio con su idea del metaverso, al punto en que ya trabaja en un ojo mecánico para ayudar a mejorar su ambicioso plan.

Su nueva patente filtrada enfocada en el desarrollo de un globo ocular animatrónico registrada bajo el nombre de “globo ocular mecánico 100" y patentada en diciembre, muestra que este ojo será hecho de metal y contará con dos ejes de rotación que se cruzan en un punto central, no será una simple bola de metal, sino que buscará ser lo más cercano posible al ojo humano, pues contará con partes destinadas a imitar la esclerótica, la retina, la córnea, la pupila y el iris.

Facebook explica que este ojo mecánico de “alto rendimiento y realismo” se usará en conjunto con un “dispositivo animatrónico” que rastreará con mayor precisión el movimiento ocular de los humanos.

La patente menciona también, la presencia de una cabeza animatrónica capaz de imitar movimientos humanos muy específicos, como el movimiento de la boca y las cejas y contará con un cuerpo acoplado a la cabeza el cuál sería cubierto por un compuesto “parecido a la piel humana"

En noviembre de 2021, Meta anunció que se asoció con la Universidad Carnegie Mellon para desarrollar una especie de piel repleta de sensores para robots que les daría el sentido del tacto. 


Para Mark Zuckerberg, dicha “piel”, al igual que el ojo y el animatrónico, tendría un gran impacto en los planes de desarrollar “objetos virtuales realistas e interacciones físicas en el metaverso”.

Antes de estas filtraciones se sabía de patentes enfocadas en el seguimiento minucioso de los movimientos de los ojos, la cara y el cuerpo, pero todas estas mediante visores y guantes hápticos que le permiten a las personas sentir los objetos en el metaverso.

El mismo Mark Zuckerberg apareció en un video utilizando tecnología de realidad virtual para hacer cosas como jugar ajedrez y Jenga, lanzar los dados y dar la mano y chocar los puños.


Los guantes simulan sensaciones como presión, textura y vibración para recrear la sensación de “tocar” objetos en el mundo virtual. 

El desarrollo de estos objetos lleva más de siete años y aunque comenzó como un moonshot, ahora se han vuelto uno de los proyectos más factibles de la compañía.


Comentarios