El Comité Cívico de Santa Cruz planteó un amparo constitucional que busca una auditoría al proceso electoral, celebrado recientemente en Bolivia, lo que permitiría paralizar la toma de posesión que se tiene programada para el 8 de noviembre.

El recurso, informó Rómulo Calvo, presidencia cívico, sí fue aceptado y será tratado por los vocales asignados, pero será recién el martes 10, dos días después del acto en el que Luis Arce, mandatario electo, será posesionado.

La decisión judicial causó indignación entre los cívicos que reclamaron que se debe dar una nueva fecha para la audiencia y que esta debe hacerse dentro del marco procesal que indica que no debe pasar las 48 horas; es decir, se tendría que tener una respuesta hasta el jueves.

"El amparo fue admitido, lo que pedimos es que se nos de una nueva fecha para poder resolverlo", dijo Calvo en las puertas del Palacio de Justicia.

Considera también que la vía legal es el único camino a seguir y que, a través de una auditoría, se tendrá la certeza de la decisión que pueda asumir el pueblo pues cree que hay las suficientes irregularidades como para dar de baja a los últimos comicios. "Tienen 48 horas para solucionar este problema que lo están dilatando", fustigó.