Una crisis económica que llevará más de dos años de superar es lo que vaticina el presidente electo, Luis Arce. El déficit fiscal, la caída del Producto Interno Bruto y la deuda son algunas de las cuestiones apuntadas por el próximo Gobierno.

"El deterioro es muy fuerte. Con las cifras que hemos visto, salir de la crisis, para retomar el nivel de crecimiento, nos va a demandar entre uno y medio y dos y medio años. Va a ser un trabajo duro", dijo Arce en una entrevista con el diario mexicano La Jornada.

Arce mencionó que dentro la proyección del PIB para esta gestión 2020, "de acuerdo con las cifras oficiales", hace tres meses ya se habría alcanzado menos 8%. "Es una caída de 15 o 16 puntos porcentuales, que es mucho".

Arcas con dinero

El ministro de Economía, Branko Marinkovic, dijo en conferencia de prensa la semana pasada, que el Gobierno saliente deja una economía estable y con dinero en sus arcas pues, sin contar las reservas internacionales, se tiene más de 17.000 millones de bolivianos para arrancar su gestión.



Comentarios