Este 2 de noviembre, feriado nacional por la celebración de Todos Santos, la ciudadanía acude a los diferentes cementerios en La Paz para poder visitar a sus difuntos.

Los funcionarios municipales instalaron sus puntos de control al ingreso de cada campo santo para que los visitantes cumplan con las medidas de bioseguridad y no se infrinjan las normas para evitar que haya contagios por coronavirus.

En el cementerio La Llamita y el cementerio de Tarapacá muchas personas se dieron cita este lunes, donde llevan flores y velas para celebrar a sus seres queridos.