En días pasados, el juzgado sexto de instrucción en lo penal decidió otorgar a Dora Vallejos, la mujer acusada por narcotráfico y legitimación de ganancias ilícitas la detención domiciliaria a pesar de que la Fiscalía se opuso por el riesgo a obstaculización de justicia.

Freddy Guzmán, fiscal coordinador de Sustancias Controladas, informó que la justicia le impuso una fianza de 200.000 bolivianos, además de la obligación de presentar a dos garantes personales, la presentación ante el Ministerio Público cada semana y el arraigo.

“Ante la incoherencia por esta decisión y la falta de objetividad hemos apelado la determinación”, explicó Guzmán.

Según Guzmán una de las pruebas que presentó la defensa de Dora Vallejos para beneficiarse con la detención domiciliaria fue un contrato de 10 mil bolivianos que le ofrecía un ingenio arrocero que aparentemente no tenía actividad económica y por tanto no tenía la capacidad económica para pagar el sueldo que le ofrecía a la investigada.

Dora Vallejos puede darse a la fuga en cualquier momento, y obstruir la investigación que inició el 2019, cuando las autoridades se percataron de la cantidad de bienes a su nombre”

Son más de 70 los bienes entre casas, propiedades, vehículos y terrenos en San Carlos, Yapacaní y San Juan que estaban a nombre de Vallejos; sin embargo, la investigación realizada por la Fiscalía señala que no habían sido encontrado todos.

Siguen apareciendo los bienes, hay más propiedades, equipos, vehículos, volvos, maquinaria agrícola que se encontraban escondidos”, señaló Guzmán.

Vallejos fue atrapada por la Policía el 2019. Sobre ella pesaba una orden de captura de la Fiscalía por supuestas ganancias ilícitas por una 

cifra valorada en 150 millones de dólares.



Comentarios