El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, se pronunció este martes sobre las movilizaciones que se vienen desarrollando en el país, sobre todo en las ciudades capitales del eje central, y dice que estas solo "retrasan la reactivación, generación de empleos e ingresos".

En Santa Cruz y Cochabamba, anoche, se realizaron cabildos en los que se desconoció el resultado de las últimas elecciones y se pidió por una auditoría que cuente con la participación de organismos internacionales.

"Después de casi un año de crisis económica y social, es tiempo de reconstruir la Patria. Nuestra lucha busca devolver la estabilidad a todas las y los bolivianos que merecen vivir en paz. Las movilizaciones solo retrasan la reactivación, generación de empleos e ingresos", escribió Arce en su cuenta de twitter.

Para este domingo, 8 de noviembre, se tiene programado realizar el acto de posesión del nuevo presidente boliviano, algo que los movilizados intentan impedir y, por lo cual, el Comité Cívico cruceño ha presentado un amparo constitucional que busca frenar la toma de mando.




Comentarios