Rómulo Calvo, presidente cívico cruceño, denunció haber estado como "rehén" anoche tras la conclusión de la reunión de directorio en la que se determinó se cumplan un paro departamental este viernes. Considera que hay intereses externos a la institución cívica que buscan amedrentarlo pero ratifica que no renunciará al cargo.

"Hay personas que tienen otros intereses que no es el institucional (...) intereses personales, políticos, quieren usar imagen, que la prensa lo entreviste y eso no pueden hacerlo a través de la imagen del comité", dijo.

Calvo adelantó que se mantendrá en la presidencia y que ahora está ocupado en la organización del paro que se realizará desde las 00:00 del viernes 5, y que continuará trabajando junto a su equipo.

"No he renunciado continúo, en ningún momento me falta lo que ponen las gallinas voy a seguir trabajando de frente así como estoy ahora, respondiendo ante la justicia por haber puesto la cara por Santa Cruz y Bolivia", apuntó.



Comentarios