Consultamos a los diferentes actores sobre la capacitación en educación virtual desde la clausura del año escolar y un eventual retorno a las clases presenciales.

En Bolivia hay más de tres millones de estudiantes de primaria y secundaria, a poco de finalizar el año aún hay dudas del retorno a las aulas.

Una madre y su hija bachiller explican la complejidad de haber tenido que asumir la modalidad virtual. “En mi vida había usado zoom y tuve que pedir ayuda a mis profesores y tuve muchos compañeros que tuvieron que dejar de pasar clases digitales porque no tenían la economía”, señala la joven estudiante.

“No todas las familias tienen teléfonos para todos sus hijos”, opina por su parte la madre.

Gustavo Ortega, con doctorado en Educación, señala que “no hay forma a nivel virtual de compensar lo que uno aprende haciendo en presencial” por lo que se tiene que regresar a las aulas en beneficio de los alumnos.

El director del Sedes, Marcelo Ríos, señala que las clases solo pueden volver si es que hay condiciones para que se garantice la salud de los niños y jóvenes. “Estamos ante la inminencia de un rebrote y entre enero y febrero estaríamos en la cúspide de la ola que coincidiría con el regreso a las clases”, asegura.

Mire un reporte especial sobre el tema a continuación: