Durante cuatro días consecutivos se realizaron bloqueos esporádicos en la capital cruceña, acciones motivadas por el rechazo de una parte de la población al proceso electoral que se desarrolló en Bolivia.

Este martes, personal de limpieza de Emacruz, procedió al recojo de los escombros que fueron dejados por los bloqueadores para dejar expedita las vías que fueron cortadas y que obligaban a los conductores a buscar rutas alternas para evitar quedar varados.

Dentro de los trabajos se observó que en la rotonda de la Madre India, en el segundo anillo, se utilizó maquinaria pesada para retirar las piedras y objetos que fueron colocados. Incluso se observó la presencia de un toldo que utilizaban los manifestantes para resguardarse del intenso sol.