Uno de los principales problemas del uso constante del teléfono móvil o la computadora es el permanente estado de conexión. Parece que cualquier persona está disponible en cualquier momento del día, da igual que sea para hablar con amigos, atender al grupo del trabajo o responder a algún familiar. Este hecho provoca que más de uno se plantee la idea de borrar las aplicaciones o directamente apague los dispositivos para disfrutar de unos momentos de paz.

No obstante, para aquellos que piensen que la desconexión total es algo drástica, existen algunos trucos que te permiten utilizar WhatsApp de forma discreta. Podrás evitar que los demás usuarios sepan con quién hablas, si lees los mensajes o cuándo te has conectado. Con estos trucos podrás utilizar la aplicación de mensajería de una forma más privada y, sobre todo, evitarás más de un quebradero de cabeza a la hora de abrir (o no abrir) los mensajes que te acaban de llegar.

1. Ocultar la última hora de conexión

Esta funcionalidad de WhatsApp puede convertirse en una de las más molestas. Muchos usuarios utilizan la última hora de conexión como referencia para conocer la actividad de la persona a la que quieren escribir. Sin embargo, la app tiene habilitado un sistema para borrar las huellas horarias de nuestro uso del teléfono. Para activarlo, debes acudir al apartado de ajustes, pulsar en ‘Cuenta’, después en ‘Privacidad’ y posteriormente seleccionar en ‘Hora de últ. vez’ el botón de ‘Nadie’.

2. Hacer que nadie sepa con quien hablas

Existen varios trucos para conseguir una privacidad total con las personas que hablas. Uno de los más útiles es el de archivar chats concretos de tal forma que estén ocultos cuando otra persona nos mire la pantalla. Llevar a cabo este paso es muy sencillo: mantén pulsado sobre el chat (en Android) o desliza a la derecha (en iOS) y automáticamente se desplazará a una lista privada que será imposible de ver a simple vista. 

Ahora bien, si el chat no está silenciado, en cuanto esa persona nos mande un mensaje volverá a aparecer en la lista habitual. Por ello, si de verdad queremos que no se sepa, lo mejor es silenciar esa conversación.

Otro truco para conseguir la máxima privacidad posible (y de forma efectiva) es configurar un bloqueo de Whatsapp cada vez que se entre a la aplicación. La única forma de desbloquearlo será a través de la huella dactilar, el rostro facial o un código. Para hacerlo tienes que seguir los siguientes pasos: de nuevo, acudir al apartado de ‘Privacidad’, pulsar en ‘Bloqueo con huella dactilar’, en caso de Android, o reconocimiento facial, en caso de iOS.

Cómo saber quien te manda mensajes sin entrar a la app

Es posible que te llegue un mensaje y no quieras abrirlo en ese instante. Quizá no quieras ni encender la pantalla: pues para esos momentos existe la posibilidad de asignar a cada contacto un sonido específico. Para ello, basta con que selecciones la conversación con la persona a la que quieres asignarle un sonido, pincha sobre el nombre del contacto y selecciona la opción ‘Personalizar notificaciones’. Activa el tic y simplemente, en el apartado de tonos, escoge el que prefieras.

Comentarios