La estrella de "Aquaman", Amber Heard, dijo el jueves que recibió miles de amenazas de muerte durante el "agonizante" juicio por difamación entre ella y su exesposo Johnny Depp.

"Estoy siendo acosada, humillada y amenazada todos los días", dijo Heard, de 36 años, en el último día de la presentación de testigos en el juicio que se tramita en Fairfax, Virginia, cerca de la capital estadounidense.

Heard dijo que es objeto de una campaña en las redes sociales de "millones" de fanáticos de Depp y que sufre ataques de pánico, pesadillas y traumas.

"Gente quiere matarme y me lo dicen todos los días", afirmó ante el jurado, a veces llorando o con la voz entrecortada. "La gente quiere poner a mi bebé en el microondas y me lo dicen".

"Recibo cientos de amenazas de muerte regularmente, si no diariamente, miles desde que comenzó este juicio, personas que se burlan de mi testimonio sobre haber sido agredida", dijo la actriz oriunda de Texas.

"Ha sido agonizante, doloroso, lo más humillante por lo que he tenido que atravesar", dijo. "Solo quiero que Johnny me deje en paz".

El juicio de seis semanas contó con la asistencia diaria de fanáticos de Depp, algunos de los cuales hicieron fila durante horas en la noche para asegurarse uno de los limitados lugares para el público.

La jueza Penney Azcarate amenazó con expulsar a los espectadores durante el emotivo testimonio de Heard este jueves.

"Si vuelvo a escuchar un sonido, despejaré la galería y continuaremos este testimonio sin nadie en la sala", advirtió. "¿Comprendido?"

"Atroces acusaciones"

El testimonio de Heard se produjo un día después de que Depp subiera al estrado, donde dijo que le resultó "brutal" escuchar las "atroces" y "extravagantes" acusaciones de abuso doméstico de su exesposa.

"Ningún ser humano es perfecto, claro que no, ninguno de nosotros, pero nunca cometí agresión sexual ni abuso físico en mi vida", dijo Depp, de 58 años.

Depp dijo que inició acciones legales porque necesitaba abordar "lo que he estado cargando a regañadientes durante seis años".

Heard y Depp estuvieron casados de 2015 a 2017. En mayo de 2016 la actriz, de 36 años, obtuvo una orden de alejamiento contra su entonces marido, alegando violencia doméstica.

El actor presentó una demanda por difamación en Londres contra el tabloide The Sun por llamarlo "golpeador de esposas". En noviembre de 2020 perdió el caso.

Depp, tres veces nominado al Oscar, demandó a Heard por un artículo de opinión que la actriz publicó en el diario The Washington Post en diciembre de 2018, en el que ella se describe como una "figura pública que representa el abuso doméstico".

Aunque no lo nombró en el artículo, Depp la demandó por insinuar que era un abusador y reclama 50 millones de dólares en daños.

Heard presentó una contrademanda por 100 millones de dólares, alegando haber sufrido "violencia física y abuso desenfrenados".

En su testimonio, la actriz dijo que con la contrademanda buscaba recuperar su voz: "Johnny me ha quitado la voz", dijo. "Tengo derecho a contar mi historia".

Comentarios