Una cápsula del tiempo enterrada hace 130 años en la base de una estatua de un general confederado se abrió este miércoles en Estados Unidos.

Inaugurada en 1890, la estatua ecuestre de Lee figura entre los cientos de monumentos confederados ampliamente considerados como racistas en Estados Unidos, una vez que la estatua fue retirada, los trabajadores iniciaron la búsqueda de una cápsula del tiempo que fue escondida en su base en el año 1887.

Tras varios días, la cápsula fue hallada y llevada al Departamento de Recursos Históricos de Richmond, donde el gobernador de Virginia, Ralph Northam, abrió la cápsula que tiene el tamaño de una caja de zapatos.

La cápsula logró ser abierta después de que científicos rasparan por horas el plomo y el mortero que sellaban el contenedor, la cápsula contenía reliquias de la Guerra Civil como botones y balas, moneda confederada, mapas, una biblia y una foto del presidente Abraham Lincoln en su ataúd, entre otros elementos como ser tres libros, un sobre sellado con una fotografía y una moneda de origen desconocido.

Los libros, el sobre y la foto fueron afectados por el agua que se coló en el el cofre. Uno de los libros es el American Ephemeris and Nautical Almanac de 1875, una guía para astrónomos, sobrevivientes y navegadores, otro parece ser un libro publicado en 1889, dos años después de que se anunciara el sellado de la cápsula del tiempo, lo que lleva a especular que podría haber otra cápsula del tiempo escondida en el pedestal.


Comentarios