Consumir bebidas alcohólicas adulteradas puede provocar serios daños en la salud, los expertos identificaron al menos tres males que son irreversibles.

Ceguera parcial, presión arterial baja y calambres, son solo algunas de las consecuencias que trae el consumir bebidas alcohólicas de dudosa procedencia o sin registro sanitario.

Karen Herbas, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Bebidas, indicó que las bebidas adulteradas están elaboradas en base a alcohol metalizado que corrompe los nervios, por lo que pide y recomienda a la población, hacer la denuncia correspondientes a las autoridades.

Las bebidas alcohólicas adulteradas no aseguran la calidad ni la higiene en su elaboración y al no existir un control en su proceso de producción genera grandes riesgos para la salud de los consumidores, por lo tanto generan daños permanentes en el organismo.