Un coleccionista se quedó con la botella de whisky más cara del mundo. Pagó nada más y nada menos que $us 1.900.000 por un Macallan 1926 Fine and Rare.

La subasta fue en la famosa casa Sotheby’s de Reino Unido en 2019. De este whisky single malt solo se produjeron 40 botellas en 1986. Se trata de una bebida que ha madurado en barricas de jerez durante 60 años.

Los dueños de la destilería hicieron 12 botellas "ilustradas" por el inglés Peter Blake, famoso por su diseño de la portada de Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, el disco de los Beatles.

TAMBIÉN LEA: Plantaron sin querer los mangos más caros del mundo y su vida cambió por completo

Otra docena fue encomendada al célebre artista italiano Valerio Adami y una fue pintada a mano por el muralista irlandés Michael Dillon. Quedaron 14 con la "simple etiqueta" Fine and Rare de Macallan.

La botella subastada que marcó el récord fue una de las "comunes", extraída del barril número 263 y destilada hace casi un siglo, que hasta entonces tenía paradero desconocido.

La casa de subasta nunca reveló el nombre del comprador, pero informó que fue un millonario de origen asiático.

Los Macallan son los whiskys más cotizados del mundo. Los “Fine and Rare” de Macallan provienen de barricas excepcionales que se identifican como tales en el proceso de elaboración y salen a la venta muy pocas botellas al año.

Comentarios