Un extraño suceso fue reportado en Aclán, una ciudad de Filipinas: un perro nació con un solo ojo en el centro de la frente y dos lenguas, siendo bautizado de inmediato como Cíclope, en referencia al personaje de la mitología.

El hecho sucedió a inicios de mes y fue reportado en Facebook por los dueños de la madre de la camada de cachorros entre los que se encontraba esta particular criatura.

Amy de Martin, propietaria de los animales, no daba crédito a lo ocurrido y subió unas cuantas fotografías en su cuenta de Facebook.

Según cuenta el diario La Vanguardia, Cíclope tenía muchas dificultades para respirar al no tener nariz y la extraña disposición de su cara le imposibilitaba poder mamar de su madre como hacían el resto de sus hermanos. Ante esta circunstancia, intentaron alimentarlo con un gotero y leche en polvo, pero el animal no respondía bien a la propuesta de su dueña. Tras los intentos fallidos lo llevaron al veterinario, pero Cíclope no logró sobrevivir.

El medio local ‘The Philippine Star’ se hizo eco de la curiosa historia e investigó sobre los motivos de estas malformaciones. Según informan, la ciclopía se podría haber desarrollado a causa de que la parte frontal del cerebro no se hubiera dividido en los hemisferios derecho e izquierdo. Además, la madre de los cachorros está en edad avanzada, lo que también podría explicar las rarezas genéticas de Cíclope.

Comentarios