Hwang Dong-hyuk, creador de la serie más famosa del año: El Juego del Calamar por fin confirmó que volveremos al universo que creó en una segunda temporada.

"Diré que de hecho habrá una segunda temporada. Está en mi cabeza ahora mismo. Estoy en el proceso de planificación actualmente", dijo Dong-hyuk en una entrevista con la agencia AP en el marco de una gira con el elenco de la serie en los EEUU.

“Ha habido tanta presión, tanta demanda y tanto amor por una segunda temporada. ¡Así que casi siento que no nos dejas otra opción!”, reconoció el cineasta coreano.

El drama distópico se ha convertido en la serie más popular de Netflix, atrayendo a 180 millones de espectadores desde su estreno septiembre pasado.

PUEDES LEER: El Juego del Calamar: la historia real detrás del nuevo éxito de Netflix

Sobre cuando regresará, su creador es más cauto. "Creo que es demasiado pronto para decir cuándo y cómo sucederá. Así que te prometo esto: Gi-Hun volverá, él hará algo por el mundo”

La producción de Corea del Sur, que se convirtió en un éxito global sin precedentes, diseña un mundo macabro en el cual personas discriminadas deben competir entre sí en juegos infantiles transformados en disputas mortales.

Quien vence puede aspirar a un premio multimillonario, mientras que quien pierde es asesinado.

Con una fuerte repercusión en las redes sociales, "Squid Game" ha liderado los escalafones de Netflix en más de 80 países.

MIRA TAMBIÉN: El Juego del Calamar: Cuánto sería el premio en bolivianos y otras 5 curiosidades de la serie del momento


El éxito de la serie amplía la creciente influencia global de Corea del Sur en la cultura popular, siguiendo a las exitosas bandas del K-pop - como BTS - y la película ganadora del Oscar, "Parásitos".

Es también la más reciente victoria para Netflix en su apuesta para producir más contenido internacional y en idiomas diferentes al inglés. La tercera serie de Netflix más vista en su estreno es la francesa "Lupin".

En febrero, Netflix, la líder de su tipo en el mundo, anunció planes de invertir 500 millones de dólares este año en series y películas producidas en Corea del Sur.

Comentarios