Paulo Soleto

La Corte Superior de Los Ángeles (EEUU) suspendió al padre de Britney Spears, Jamie Spears, como su tutor legal, un cargo que ha ejercido durante más de 13 años. La decisión de la jueza, Brenda Penny, significa una victoria para Britney Spears, quien en junio se pronunció por primera vez en contra de su padre, ahora será un funcionario de California quien se hará cargo de forma temporal de la tutela de la cantante.

Después del escándalo que generó la declaración de la artista, Jamie Spears pidió terminar la cuestionada tutela, pero el abogado de Britney pidió posponerla para tomar el control de la misma e investigar los posibles abusos del padre de la princesa del pop.

TE PUEDE INTERESAR: Britney Spears nuevamente regresa a Instagram

Antecedentes

Rosengart, abogado de Britney Spears, está convencido de que el padre de Britney junto a un grupo de empresarios y abogados se han aprovechado de la tutela legal para enriquecerse, gracias al éxito de la cantante que estaba sometida a un duro control por el que no tenía acceso a sus cuentas, ni potestad para decidir sobre sus proyectos y su vida personal.

El abogado cree que el padre de Britney tiene una desesperación “evidente” y “egoísta”: “Quiere escapar de la justicia y la responsabilidad y evidentemente hará o dirá cualquier cosa para evitarlo”, aseguró.

El caso ha dado un nuevo giro este fin de semana después de que el diario The New York Times publicó un reportaje con las declaraciones de un empleado de seguridad, una asistente y su jefa de vestuario, tres personas que han trabajado para Britney durante su tutela.

Entre las declaraciones más fuertes están las del exempleado de seguridad que afirma que el progenitor mandó colocar micrófonos en la casa de Britney y que las llamadas y mensajes de la cantante eran interceptadas, incluso las comunicaciones con su propio abogado.

TE PUEDE INTERESAR: Con ostentoso anillo, Britney Spears anuncia su tercera boda

Declaraciones de Britney

En junio, Britney habló ante un Tribunal de Los Ángeles y sus declaraciones dejaron impactados a todos.

La princesa del pop reveló que no estaba bien con la situación que atravesaba, “No soy feliz, no puedo dormir. Estoy enojada, deprimida. Mi padre y mi agencia deberían estar en la cárcel. Quiero mi vida de vuelta. Quiero demandar a mi familia y compartir mi historia”.

La cantante también confesó que no la dejaban tener hijos, ni decidir sobre su cuerpo, “Quiero ver a mi novio, que pueda pasearme en el carro, quiero ver a un terapeuta una vez a la semana, no dos… Quiero ir avanzando progresivamente, poder casarme y tener un bebé. Tengo un DIU (dispositivo intrauterino) en mi cuerpo en este momento que no me deja tener uno y mis tutores no me permiten ir al médico para que me lo retiren, porque no quieren que tenga más hijos”.

Britney denunció que en contra de su voluntad la obligaban a consumir litio (un medicamento se utiliza para tratar y prevenir los episodios de manía), 

“Es una droga fuerte. Puedes dañarte mentalmente si lo tomas por más de cinco meses. Me sentí borracha, ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Me tenían con seis enfermeras diferentes”.

TE PUEDE INTERESAR: El nuevo documental de Britney Spears en Netflix causa furor en redes

El documental de Netflix

El 28 de septiembre se estrenó en Netflix el documental “Britney vs. Spears”, donde se muestra a la Princesa del Pop en búsqueda de su libertad.

También se presentan algunos informes legales y confidenciales y varias pruebas que podrían confirmar que Jamie Spears, el padre de la cantante, sí abusó del poder que tenía sobre el patrimonio de su propia hija.

El polémico documental tiene dura una hora y 33 minutos, los fans de la cantante se han mostrado agradecidos con todo el material que se muestra ya que los ayuda a tener una perspectiva más clara del caso de la estrella de pop.


Comentarios