John Swartzwelder es un escritor que trabajó en las 15 primeras temporadas de Los Simpsons que dejó su perfil bajo y concedió su primera entrevista al diario The New Yorker en donde reveló que la libertad de escribir los guiones, concedido por los ejecutivos del programa, fue la clave para alcanzar el éxito mundial.

"Todo lo que teníamos que hacer era complacernos a nosotros mismos. Es una forma muy peligrosa de dirigir un programa de televisión, dejando a los artistas a cargo del arte, pero al final funcionó bien. El dinero llovió sobre el terreno de Fox durante 30 años”, dijo Swartzwelder, quien trabajó en la serie animada entre 1989 y 2003.

El escritor dijo que no les enviaban copias anticipadas de los guiones a los ejecutivos, como suele ser normal en este rubro. Tampoco asistían a las lecturas, algo que les dio más libertad para expresarse y se fijaron como objetivo hacerse reír entre los propios escritores.

"Escritores de comedia, ese era el público. Afortunadamente a muchas otras personas tanto como a niños le gustaron los mismos chistes que a nosotros”, explicó Swartzwelder.

Swartzwelder hasta hace poco nunca había hablado con un medio de comunicación y se lo consideraba como uno de los que creó los mejores capítulos de la serie animada.

Escribió 59 episodios entre ellos "Solo se muda dos veces", una parodia las películas de James Bond y "Homero el Grande", en el que aparece la antigua sociedad secreta conocida como Los Magios.

Comentarios