Sandra Ávila Beltrán, es una mexicana de 60 años que fue acusada de manejar las finanzas del Cártel de Sinaloa, una de las organizaciones de narcotraficantes más poderosa del mundo. Su historia es la base de inspiración para la serie Reina del Sur, que ahora grabará su tercera temporada en Bolivia con Kate del Castillo como protagonista.

Sandra Ávila fue apodada por los medios de comunicación de su país como la “Reina del Pacífico", ya que el Cartel de Sinaloa también era conocido como el Cartel del Pacífico. Es sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como “el jefe de jefes”.

Ávila se casó dos veces con comandantes de la Policía antidroga, que luego llegaron a ser traficantes y fueron asesinados con arma blanca. En México le atribuyen su ascenso al poder en el mundo del narcotráfico gracias a su belleza y su inteligencia para manejar los negocios.

LEA TAMBIÉN: Antes de ser ‘La Reina del Sur’, Kate del Castillo fue la boliviana ‘Blanca’ en American Visa

En septiembre de 2007, fue detenida junto a Juan Diego Espinoza Ramírez más conocido como “El Tigre”, luego de que la policía encontrara más de nueve toneladas de cocaína en un barco de puerto Pacífico en el estado de Colima.

Permaneció cinco años en penales mexicanos y en agosto de 2012 fue absuelta en su país y extraditada a EEUU bajo la acusación de importar y distribuir droga. Tras negociar y declararse culpable ante la justicia estadounidense de haber asesorado a Juan Diego Espinoza, a la condena de 70 meses le descontaron el tiempo que estuvo encerrada.

Sandra Ávila en el día que fue extraditada a EEUU. Foto: Internet

Quedó en libertad 

En agosto de 2013 volvió a pisar suelo mexicano y finalmente en 2015 un tribunal admitió un recurso contra una sentencia por lavado de dinero al considerar que ya había pagado condena por ese delito. Ese año salió en libertad.

En lo referente a su fortuna, sus abogados lograron recuperar al menos 15 casas, 30 autos deportivos, y unas 300 joyas que el gobierno mexicano le había decomisado.


Comentarios