La canción que había sido publicada en septiembre, el cantante lleva amarradas con cadenas a dos mujeres negras, que van maquilladas con nariz y orejas de perro, y se desplazan emulando a los animales cuadrúpedos.

La vicepresidenta y canciller de Colombia Marta Lucía Ramírez, y la consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo Santos, emitieron una “carta abierta a las autoridades y al país” para manifestar su repudio a la producción musical donde Balvin “utiliza imágenes de mujeres y personas afrodescendientes, grupos poblacionales de especial protección constitucional, amarradas con cadenas del cuello, arrastrándose por el piso como animales o esclavas”.

En la misiva, además de rechazar el videoclip, exigían “acciones contundentes de respuesta” contra este tipo de materiales, porque reproducen, incitan y justifican la violencia contra la mujer al promover la vulneración de sus derechos, la afectación a su dignidad y la normalización de posturas o imaginarios denigrantes que interiorizan, subvaloran su cuerpo y las muestra cómo un objeto de propiedad de los hombres.

Comentarios