El restaurante G Huese de Tapei (Taiwán) sufrió un episodio desagradable en su local de comida. Dos hombres dejaron el lugar repleto de cucarachas como venganza al dueño. Según la Policía local, se trata de una forma particular de ajuste de cuentas.

En un video captado por las cámaras de seguridad se observa a los dos sujetos huyendo luego de lanzar más de mil de estos insectos desde un recipiente. Ese día, se celebraba una cena con cerca de 700 policías.

La Policía de esta ciudad atribuye el ataque a un ajuste de cuentas entre una organización criminal y el propietario del lugar, que presumen que tendría deudas con los delincuentes.

Han detenido a cuatro hombres y una mujer como presuntos implicados, aunque las investigaciones continúan. Por su lado, desde la cuenta de Facebook del local mostraron imágenes del restaurante en un proceso de esterilización para poder volver a abrir sus puertas al público.

Comentarios