Una telefonista de la línea 911 en Luisiana (EEUU) está acusada de embolsillarse la cifra $us 1.2 millones que un corredor de bolsa depositó por error en su cuenta y de usar parte del dinero para comprar un auto y una casa nuevos.

Según CBS, las autoridades arrestaron a Kelyn Spadoni, de 33 años, por cargos de robo valorado en más de $us 25,000, fraude bancario y transmisión ilegal de fondos monetarios. Desde entonces, fue despedida de la Oficina del Sheriff de la parroquia de Jefferson, donde trabajaba como operadora.

Spadoni se negó a devolver el dinero después de que Charles Schwab & Co. transfiriera por error el dinero a su cuenta bancaria en febrero.

La mujer había transferido los fondos a otra cuenta y luego usó parte de ellos para comprar una nueva casa y un Hyundai Genesis 2021. De momento, la corporación ha logrado recuperar el 75 % del dinero.





Comentarios