Fernanda Roca

En el año 2007 hubo una mujer que conquistó los corazones de millones de seguidores del cine con su papel de Mikaela Banes en las películas de Transformers. Hablamos de Megan Fox, actriz que fue perdiendo auge con el paso de los años y que ahora reveló padecer una rara enfermedad que la hace percibirse “diferente” respecto a cómo el resto del mundo la ve.

La interprete hablo públicamente sobre el problema que viene sufriendo a diario que es dismorfia corporal.

La famosa también sufre de “ansiedad profunda”. Aquella confesión surgió cuando la actriz de 35 años abrió su corazón mientras narraba cómo conoció a su actual novio Machine Gun Kelly, de 31.

“Famosamente, soy una persona rara. No tenía un lugar para vivir, así que llené mucho. Es como si conocerlo fuera un reflejo de tu propia alma”, dijo Fox, y agregó: “Reconozco mucho de mí en él, y viceversa, reconozco mi parte atrapada que estaba limpiando. Siempre sentí que me estaba perdiendo lo que siempre estabas buscando y abandonando, pero conoces a alguien que lo completa para ti.

En ocasiones anteriores, la mujer ha mencionado que se ha sentido incómoda con la percepción que hay de ella, pues incluso en diversas entrevistas ha dicho que en algún momento se sintió mal por la sexualización que había de ella en los medios de comunicación.


Comentarios