En China, se ha hecho viral el caso de un niño de 4 años que entrena durante varias horas diarias en ejercicios que requieren una disciplina constante.

Como puede verse en el vídeo principal, el pequeño es capaz de dar diez volteretas consecutivas sin marearse ni desestabilizarse. Esto ha dejado con la boca abierta a los colaboradores de [email protected] que, por otro lado, también se han preguntado si un niño de esa edad debería someterse a unas rutinas tan estrictas.

¿Qué opinas tú al respecto?


Comentarios