Jodie Griffiths, informó que su mascota le causó graves daños a su hijo, de solo dos años. "Incluso las mascotas de confianza pueden mutilar a los niños", lamenta, la mujer. 

El  niño que fue atacado y sus hermanos estaban jugando en la sala con unos helicópteros de juguete mientras Blizzard, el perro de la familia de ocho años, dormía en el sofá cercano. Al ver los juguetes volando el perro se intranquilizó.

De acuerdo al informe médico, la mascota fracturó la mandíbula del pequeño, le arrancó toda la nariz y  tres dientes de raíz, por lo que tuvo que intervenir quirúrgicamente.

El padre de Romy, Daniel Griffiths, de 32 años, solo miró hacia otro lado por un segundo antes de que el pequeño gritara de dolor.

Te puede interesar: A sus 12 años, Alejandra impulsa sus sueños con venta de 'bolos' y paseos para perros

Las angustiantes fotos que ahora publica la madre muestran cómo el pequeño Romy quedó con laceraciones profundas en la nariz y la cara.

Cuando esto sucedió, Jodie estaba en el trabajo el 27 de diciembre de 2021 cuando recibió la llamada desgarradora de su pareja de que su hijo había sido mordido gravemente.

Tres meses del hecho decidió publicar las imágenes de su hijo, de antes y después del ataque, para concienciar a las familias de la importancia de cuidado de los pequeños. 

Jodie dijo: "Blizzard siempre ha sido un perro de familia al que le encantaba jugar, amaba el alboroto y quería involucrarse en todo. Era un buen perro, suave y los niños lo amaban. Era el mejor amigo de Romy, incluso".

Comentarios