Con asombro y preocupación quedaron profesores y padres de familia al ver a los niños de un kinder de Michigan, Estados Unidos, con síntomas de ebriedad. Tras una investigación descubrieron que una de las infantes llevó un tequila a clases.

Fue en la merienda que los pequeños comenzaron a vomitar, otros sentían náuseas y en algunos se hacían evidentes los síntomas de un mareo.

En principio las autoridades no sabían qué estaba pasando; sin embargo, después de unos minutos se conoció la verdadera situación.

También te puede interesar: Manual para enseñar a los abuelos a usar una tablet se vuelve viral en redes

Una niña llevaba en su mochila una botella de plástico con tequila que estaba mezclada con zumos de frutas, era el famoso margarita que tiene una graduación alcohólicas de 38.5 grados de alcohol.

La niña lo compartió con sus compañeros, quienes rápidamente lo aceptaron, sin sospechar lo que iba a pasar.

“Está mareada”, dijo Dominique Zanders, la madre de una de las niñas. Por su parte, Alexis Smith, madre de otra, indicó que su hija había bebido cuatro o cinco sorbos de alcohol y que la niña que lo llevaba a la escuela sabía que se trataba de una bebida alcohólica, según el sitio RT.

“La niña lo vertió en su taza y bebió; luego, le dijo a mi hijo lo que era, y fue y le dijo al maestro que había vino en la copa pero la cara del maestro era simplemente graciosa Descrito por Zanders.

Las madres no culpan a la niña que llevó la bebida al jardín de infantes, sino a sus padres y al personal de la escuela por permitir que esto suceda.

Para Smith, los padres de la niña debieron haberle enseñado que esta bebida “no era para niños”. “Si su hijo sabe lo que es, no hay nada malo. Pero él debe saber que no debe tocarlo”, insistió la mujer.

La respuesta de la escuela

El jardín de infantes informó que los maestros llamaron a los servicios de control de envenenamiento cuando descubrieron que los niños estaban bebiendo alcohol e inmediatamente se despidieron de los padres.

“Mientras tratamos de hacer un seguimiento de todo lo que nuestros estudiantes traen a la escuela, eso no es posible. Es lamentable que este tipo de bebidas para adultos se confundan fácilmente con bebidas para niños”, compartieron en un comunicado.

Además, las autoridades confirmaron que las niñas se encuentran sanas y aplicarán medidas disciplinarias a la estudiante, en caso de ser necesario.

Lea también

Comentarios