Una mujer contó una historia a través de un video de la red tik tok que se convirtió en tendencia. La protagonista del relato aseguró que terminó descubriendo que su amiga universitaria, a quien durante mucho tiempo le pagó almuerzos porque presuntamente no tenía dinero, era en realidad rica. 

Meghan, quien vive en Reino Unido, atravesaba problemas económicos. La misma circunstancia, incluso peor, atravesaba su amiga, que había conocido en la universidad. "Yo estaba en bancarrota, y mi amiga también. A veces le compraba la comida porque literalmente carecía de dinero. Era más pobre que yo", recordó Meghan. Al menos eso era lo que ella creía.

Un día, tras concluir el primer año de la carrera, su amiga le sugirió que celebraran comiendo en un restaurante. "Había ahorrado toda la semana y guardaba como 10 libras esterlinas. 10 libras son suficientes para un plato de pollo, ¿no?", reflexionó la joven. 

Te puede interesar: Viral: Empresa solicitó como requisito “el signo zodiacal” para contratar trabajadores

En ese momento, mientras se dirigían al restaurante, Meghan pensó en esas 10 libras y, a modo de broma, se dijo a sí misma: 'Tengo mucho dinero, me siento rica'". Sin embargo, aquella ilusión se desmoronó al arribar al local: era un lugar muy costoso, citó El Clarín.

"Entro en el restaurante que había reservado mi amiga y mi corazón se detuvo. Oigo música clásica, veo gente con trajes y vestidos. Me siento a la mesa y noto que hay agua de limón de cortesía y toallas calientes para manos. Al instante supe que yo quería enterrarme bajo tierra, sostuvo.

Meghan, quien entró en pánico, corrió al baño y llamó por teléfono a su hermana: "Le solicité: 'por favor, transfiéreme algo de dinero en mi cuenta, esto es lo más vergonzoso que me pasó'. Me siento tan fuera de lugar".

Una vez que se tranquiló, regresó a la mesa y eligió un plato modesto. Pero su amiga hizo todo lo contrario: "Ordenó múltiples platos. Pensé: 'Ella está en bancarrota, ¿vamos a cenar y a correr?'¿vamos a cometer un delito?' porque ninguna de nosotras contaba con suficiente dinero para comprar esta comida. Ella literalmente había pedido mucho", manifestó.

"Yo me encontraba sufriendo una crisis nerviosa allí. Estaba realmente preocupada", agregó Meghan. Para su asombro, todo se resolvió de una manera que no esperaba.

"El camarero viene y pregunta: '¿Van a dividir el pago o abonan todo junto?' y mi amiga le contestó que pagaríamos todo junto. Creí que ella esperaba que yo pagara, aunque sacó su tarjeta y pagó su comida y la mía. Más tarde me enteré de que su familia es dueña de un restaurante y que vive en una mansión. Sólo fingió ser pobre. ¿Quién hace eso? ¿Por qué me hizo pagar sus comidas?", cuestionó. 

"Tal vez su amiga la estaba probando para ver si era ella o su dinero lo que le atraía, una vez que supo que la ayudaría a pesar de todo, se dio cuenta de que realmente había encontrado una amiga, así que pagó la comida", conjeturó una de las personas que vio su publicación. 







Comentarios