Fernanda Roca

Una pareja de Texas estaba lista para pasar unos días en Las Vegas, pero al llegar al aeropuerto se dieron cuenta de que su maleta pesaba 6 libras más y al abrirla se llevaron la sorpresa de que el exceso se debía a su Chihuahua.

El pequeñito se llama Icky y, lamentablemente, a pesar de su plan para escaparse con sus dueños, no pudo viajar. Y es que la pareja se encontraba en el aeropuerto de Lubbock, cuando les pidieron reorganizar sus maletas porque se excedía del límite de peso.

De acuerdo con lo contado por el dueño, el pequeño Icky se metió a una de las botas que el hombre llevaba y por poco y logra su cometido de infiltrarse al vuelo.

La pareja dijo que afortunadamente tenían familiares cerca, quienes pudieron llevarse al cachorrito a casa y se comprometieron a revisar sus maletas para buscar a Icky antes de iniciar su próximo viaje.


Comentarios