Un hombre que compartió su vida durante 25 años con su esposa que falleció en 1996, tendrá que devolver los bienes que heredó pues el testamento tenía una cláusula que establecía que en caso de que el viudo llegue a tener otra relación lo perdía todo.

Los favorecidos con el fallo de la Audiencia Providencial (AP) de A Coruña, España, son los dos hermanos de la mujer fallecida, quienes esperaron durante varios años que se resuelva su demanda.

El hombre no contrajo otro matrimonio, pero convivía con una mujer de la que aseguraba era una prima; sin embargo, para la AP estos argumentos no fueron suficientes, y consideraron que existió una unión de hecho, lo que equivale a un matrimonio en la práctica.

Los hermanos de la fallecida presentaron testigos que aseguraron que el hombre sostenía una relación sentimental con la supuesta prima.  

Sin embargo, los testigos del viudo presentó aseguraron que la mujer era su prima y se llegó a decir que el hombre la cuidaba pues padecía una larga enfermedad, que de hecho le segó la vida el 2015.

Para su fallo, los magistrados consideraron informes de la Policía y otro elemento que llamó la atención fue el epitafio inscrito en la lápida de la segunda mujer en la que se leía la frase “recuerdo de tu esposo, hijas y nietos”. 

Sobre esto, la hija de la supuesta prima señaló que la frase hacía referencia al primer marido y no al supuesto primo con el que convivió hasta 2015.

Con el fallo, los magistrados ordenaron al viudo devolver todos los bienes heredados y entregarlos a los hermanos de su primera esposa, pero además declararon nulas todas las transferencias que se pudo haber realizado a terceros, lo que puede convertirse en un gran problema legal.

Sin embargo, el viudo todavía tiene una instancia, puede apelar la decisión ante el Tribunal Supremo que será el que dice el último veredicto.


Comentarios