Un perro llamado Fofinho recibió cuatro puñaladas al defender a su dueña del ataque de su marido. La agresión ocurrió en el 19 de abril, en el estado de Minas Gerais, ubicado al sureste de Brasil, cuando el hombre amenazó a su esposa y nietos con un cuchillo en una vivienda de la zona.

El perro, que no es muy grande, defendió a su dueña sufriendo cuatro puñaladas, y consiguiendo que el agresor huya del lugar sin haber conseguido su objetivo de dañar a su esposa.

Fofinho quedó muy mal herido por lo que tuvo que ser socorrido de emergencia a un veterinario. La Policía ayudó a hallar un veterinario que lo atienda ya que el único que trabajaba en la zona no estaba disponible.

El veterinario Caio Santos Rabelo hizo contacto con los policías y se ofreció a curar a la mascota. Uno de los oficiales llevó al perro a que recibiera atención y recorrió 72 kilómetros para llegar al centro médico.

"El perro presentaba múltiples lesiones, dos de las cuales fueron perforaciones severas, una a nivel del pecho y otra a la altura del abdomen", explicó Santos Rabelo.

Tras 18 horas de búsqueda, las autoridades encontraron al hombre y lo arrestaron. Nueve días después, el perro regresó a su casa para reencontrarse con su dueña.

"El día del ataque, la dueña se quedó en la sala de estar. La mujer, que tiene ceguera parcial, se desesperó al enterarse de que el perro estaba herido. Nos hablaron de su relación, pero hoy vimos lo que representa: el perro llegó y se apoyó en su regazo. La defendió a costa de su propia vida", expresó uno de los policías.

Final feliz para una historia que estuvo a punto de terminar en una tragedia.  


Comentarios