Responsables del Parque Nacional Kruger, ubicado en Sudáfrica, confirmaron que el sábado murió un presunto cazador furtivo después de ser aplastado por una manada de elefantes.

Según el comunicado, el fallecido y sus cómplices huían de los guardabosques y se encontraron con la manada de elefantes reproductores, uno de las principales atracciones turísticas del lugar.

"Los presuntos cazadores furtivos se dieron cuenta que fueron vistos y arrojaron una hacha y una bolsa con sus provisiones en un intento de escapar de los guardabosques", cita el comunicado emitido este lunes por Parques Nacionales Sudafricanos (SANParrks).

"Los guardabosques lo encontraron gravemente pisoteado lamentablemente sucumbió a sus heridas", añadió el comunicado.

Durante el domingo arrestaron a uno de los sospechosos de ser cómplices del fallecido. Tenía en su posesión un rifle, municiones y un hacha. Aún se desconocen las nacionalidades de los implicados.

No es la primera vez que pasa algo similar en este parque sudafricano. En abril de 2019, otro presunto cazador de rinocerontes fue pisado por un elefante y demorado por una manada de leones.

Kruger es el parque más extenso de ese país, cuenta con aproximadamente 19.000 animales que en su mayoría son elefantes y rinocerontes. Al año cerca de 1,5 millones de turistas lo visitan.

Comentarios