Valeria Rubí Quiroz, más conocida como ‘La Gringuita’, sostuvo una relación con el narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, en 2009 cuando este ya estaba casado con Emma Coronel.

Valeria y el 'Chapo' vivieron dos años juntos, cuando ella tenía 15 y hasta cuando cumplió 17. Según fuentes cercanas a ella, se conocieron en una fiesta en la que comenzaron a platicar con el narco que ahora está preso en Estados Unidos con cadena perpetua.

Valeria huyó de su casa y se fue a vivir con el narcotraficante a la sierra de Sinaloa, donde vivieron dos años.

La relación del Chapo y Valeria terminó luego de los dos años por decisión del narcotraficante, que la entregó a sus padres y les pidió que no regresaran a Culiacán.

Relación con Canelo

En 2012, la amante de Guzmán entabló una relación sentimental con Saúl 'Canelo' Álvarez. Medios mexicanos hablaban de una supuesta hija que ella tuvo con el boxeador cuando era novio de la presentadora Marisol Gonzáles (del 2012 al 2014).

En un primer momento el boxeador, no reconoció a la pequeña Mía como su hija. Sin embargo, Valeria emprendió una batalle legal contra Canelo que ganó cuando la aceptó como su segunda hija.

Quiróz vive en California, está casada y tiene tres hijos y se tiñó el cabello oscuro, según algunas fotos de la joven dadas a conocer mientras se realizaba el juicio a Guzmán Loera en Nueva York durante el 2019.

Comentarios