La falta de detalles en las promociones de una empresa tecnológica que ofrece servicios y equipos de comunicación, en Iztapalapa (México), llevó a un cliente a comprar un celular ante la promesa de que se le regalaba una televisión, sin embargo, al pagar, le intentaron cambiar las condiciones y le negaron cumplir la promesa.

Según señala el diario El Universal de México el cliente llamó a la Procuraduría Federal del Consumidor para que le apoyaran, porque él accedió a comprarse el teléfono porque vio el letrero que decía que con la compra de un equipo celular se le ofreció regalar un televisor de 32 pulgadas.

La promoción decía que al comprar ciertos equipos Android se regalaba una TV, pero no se aclaraba que lo tenía que adquirir con un plan tarifario y el cual debería durar ciertos meses.

El cliente afirmó: “me ofrecieron un equipo y al momento que llegué a pagar me dijeron que eran otras condiciones, las cuales no especificaban. Llamé a la Profeco y finalmente logramos lo que inicialmente ofreció el proveedor”, afirmó el cliente.

El comprador finalmente se llevó su equipo celular junto con la pantalla, tal y como decía la promoción, la cual solamente señalaba que al adquirir dicho aparato telefónico se obtendría el regalo.

Al final se tuvo que corregir la información exhibida para aclarar bajo qué condiciones se regalaría la pantalla de 32 pulgadas.

Comentarios