A través de redes sociales se dio a conocer la conmovedora historia de una mujer que pidió como última voluntad que sus familiares y amigos más cercanos lleven comida para animales a su velorio en lugar de flores.

Eva García, que en vida fue una rescatista y protectora de los animales en situación de calle, dedicó muchos años a salvar, cuidar y alimentar a los perritos abandonados.

Entre flores, rodeada de varias bolsas con croquetas para animales, y junto a una fotografía de Eva, sus amigos más cercanos acompañaron a la extinta voluntaria en su funeral.

A pesar de su delicado estado de salud, Eva nunca bajó la guardia. Como último deseo antes de morir, pidió que toda la comida que se lleve a su funeral sea repartida  a los animales que no tienen un hogar y peregrinan por largos kilómetros para encontrar alimento.



TAMBIÉN PUEDE LEER: Video: Un cachorro subió a la camilla de un hospital y acompañó a su dueño que tuvo un accidente

“Qué tanto puede ser el amor de una persona hacia los animales como para que pensara en ellos hasta el último de sus días y aún después”, destacó un voluntario mediante redes sociales.

Esta noble petición fue compartida en la página de Facebook de la organización “Mundo Animal Reynosa” de México.

“Este alimento está bendecido y nosotros compartiremos esa bendición con quien más lo necesita. Será entregado a nuestras compañeras rescatistas que atienden callejeritos todos los días”, añadió.

La voluntad de Eva se cumplió, pensó en los animales hasta el último momento de su vida. Su amor y dedicación por ellos trascendió más allá de la muerte.

México tiene la mayor población de perros en Latinoamérica; alrededor de 22 millones de animales viven en ese país, de los cuales más de 10 millones se encuentran en situación de calle.


Comentarios