Este viernes, el gobierno de Australia anunció que anuló por segunda vez la visa del tenista Novak Djokovic, que llegó al país el 5 de enero sin estar vacunado contra el coronavirus. Desde ese día el tenista pelea para evitar su deportación y poder participar del Grand Slam.

"Lo de Djokovic está siendo un ritual de humillación", dijo el estadounidense Tennys Sandgren. Este tenista se retiró del Open Australia debido a no estar vacunado.

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, dijo en un comunicado que tomó la decisión por motivos de "salud y orden público".

"El gobierno del primer ministro Scott Morrison está firmemente comprometido en la protección de las fronteras australianas, sobre todo en este contexto de pandemia del covid-19", explicó Hawke.

TAMBIÉN LEA: José María Carrasco listo para debutar con la ‘U’ de Chile

Djokovic espera a lograr su título 21 en el Open Australia. Aunque con toda esta polémica, y luego de confesar que rellenó con "error" la declaración jurada al ingresar al país, podría tener prohibida su entrada por tres años, excepto bajo ciertas circunstancias.

Djokovic en su llegada a Australia presentó una exención médica de los organizadores del Grand Slam, asegurando que había dado positivo al Covid-19 a mediados de diciembre.

Las autoridades fronterizas no consideraron justificada la excepción y lo enviaron a un centro de detención de migrantes hasta el lunes pasado donde un juez falló a su favor y logró salir a entrenarse.

Con esta nueva cancelación de su visa, el tenista serbio deberá volver a este hotel de migrantes. Es casi un hecho, que sus abogados volverán a apelar a esta decisión.

Comentarios