El español Rafa Nadal afirmó este viernes que piensa "intentar jugar Wimbledon", tras confirmar tener buenas sensaciones con su nuevo tratamiento en el pie.

"Mi intención es intentar jugar Wimbledon si había alguna posibilidad. Esta semana de entreno aquí me dice que puede haber posibilidad", dijo Nadal en rueda de prensa en Palma de Mallorca.

"Viajo el lunes a Londres", añadió Nadal antes de matizar que su intención ahora es jugar y "si cuando pasen los días las cosas no van como quisiera, pues ya veríamos".

"Hace tres años que no juego y me hace ilusión. Confío en que las cosas vayan bien y pueda seguir con la semana de entrenamiento para competir bien en Wimbledon", dijo Nadal.

En Inglaterra, "jugaré una exhibición en Hurlingham y realizaré una semana de entrenamientos a ver si es posible" llegar en buenas condiciones al torneo, afirmó en el Mallorca Country Club de Santa Ponça, sede del ATP 250 Mallorca Championschips que comienza este fin de semana.

- 'UNA SEMANA SIN IR COJO' -

El número cuatro del mundo lleva toda la semana entrenándose progresivamente en hierba en las canchas de esa instalación tras someterse a un nuevo tratamiento para su pie, con el que parece estar satisfecho.

"Llevo una semana sin ir cojo. Estoy contento. En mi día a día he sufrido un poquito, unos dolores diferentes de lo que tenía, que para mí es un avance", afirmó Nadal. 

"Lo que se hizo en Barcelona no es una cosa 100% inmediata, pero inmediatamente se notan cambios. Los he notado", dijo Nadal.

"De alguna manera me ha bajado el dolor articular que no me dejaba apoyar", afirmó el tenista español, señalando que con "el tratamiento en el nervio ocurren cosas raras en el pie".

"A veces se me duerme una parte del pie, otras otra, pero parece que es algo normal y al cabo de pocas semanas el nervio se reorganiza y vuelve a mandar las señales adecuadas", explicó.

El jugador inició tras ganar su 14º Roland Garros un tratamiento de "radiofrecuencia pulsada" con el objetivo de disminuir el dolor causado por el nervio en el pie izquierdo.

El tratamiento hace que los nervios que afectan a la zona de la lesión de Nadal se queden adormecidos. Nadal sufre desde hace años del síndrome de Müller-Weiss, una enfermedad degenerativa e incurable, que se caracteriza por la deformación de uno de los huesos del pie.

- CONFIADO -

El ganador de 22 Grand Slam aseguró que "haber jugado bien Roland Garros me da tranquilidad (de cara a Wimbledon), pero la hierba es una superficie muy difícil".

"Cualquier ronda es complicada", dijo, antes de afirmar que "el comienzo del torneo para mí va a ser vital". El español, ganador en Londres en 2008 y 2010, consideró que si logra superar las primeras rondas "ya se convierte en un torneo más normal, con más seguridad personal al tener el ritmo de la hierba".

Nadal también descartó que tenga intención de parar tras Wimbledon sino que su "intención sería jugar Wimbledon, descansar y jugar Canadá y el Abierto de Estados Unidos".

El tenista español también aprovechó su comparecencia ante los medios para confirmar que va a ser padre. "Voy a ser padre, no acostumbro a hablar de mi vida personal porque considero que ya estoy bastante expuesto en mi vida profesional", se limitó a afirmar Nadal.

"La forma en que cambia la vida no lo sé, pero no tengo previsto que esto suponga un cambio en mi vida profesional", concluyó.

Comentarios