Argentina se impuso por 3 sets a 2 a Brasil y conquistó el bronce olímpico en el voleibol masculino por segunda vez en su historia, 33 años después del conseguido en Seúl-1988, este sábado en Tokio.

Los argentinos llegaron a ir dos mangas a uno abajo en el marcador pero pudieron imponerse en las dos últimas por 25-23, 20-25, 20-25, 25-17 y 15-13, en 2 horas y 17 minutos.

"Hemos sacado y bloqueado mejor que Brasil. Cuando estuvimos en apuros, soportamos la presión. Es es el premio final a todo el esfuerzo que hemos hecho a lo largo de este año del covid", señaló el entrenador Marcelo Méndez.

TAMBIÉN LEA: Estados Unidos suma el oro olímpico en 4x400 m masculino

La final del torneo mide el sábado a Francia y a Rusia, que compite bajo bandera neutral por las sanciones que pesan sobre el país por los escándalos de dopaje del pasado.

La verdeamarela, que había comenzado el torneo como defensora del título conseguido en Rio-2016 y que había quedado fuera de una final olímpica por primera vez desde Sídney-2000, se queda así fuera del podio, sin poder mitigar la decepción. Nunca ha logrado el bronce, ya que las seis medallas olímpicas del equipo son tres oros y tres platas.

La victoria argentina en este pulso por el bronce recuerda lo ocurrido el 2 de octubre de 1988, cuando Argentina derrotó 3-2 a Brasil y se quedó igualmente con el tercer metal en importancia.

Ese logro seguía la estela de otro gran resultado histórico conseguido seis años antes, el tercer puesto en el Mundial de 1982 en Buenos Aires.

En Sídney-2000, la Albiceleste también disputó el partido por el bronce pero entonces fue superada por Italia.


Comentarios