A casi dos meses del veredicto final del polémico juicio entre Johnny Depp y Amber Heard, la actriz está buscando cómo pagar la millonaria deuda con su exesposo, estimada en 10.35 millones de dólares al ser culpada por daños y perjuicios en su contra.

Es por esa razón que la actriz de Aquaman se vio obligada a vender ‘Oasis’, en el desierto de California, la mansión construida en 2015 que fue comprada por Amber en el 2019 por un valor de 570 mil dólares y la vendió por 1.050,000 dólares a mediados de julio de este año, según datos de los registros de propiedad de Zillow.

La mansión ubicada en Yucca Valley, en San Bernardino, cuenta con 24.000 metros cuadrados de terreno, está dividida en tres habitaciones, tres baños y un garaje con capacidad para cinco vehículos, además incluye chimenea, enfriador de vino y electrodomésticos de alta gama para la cocina, las habitaciones cuentan con baño propio, con una bañera de obra estilo spa y una gran ducha de piedra, además de grandes lavados dobles de piedra y vestidores dobles.

Los exteriores cuentan con la increíble vista desértica con montañas rocosas y un patio trasero con su propio puente de madera colgante.

La venta se da luego de que la artista se declarara en bancarrota por no poseer la capacidad financiera para pagar el dinero estipulado por los jurados y la jueza en el juicio de difamación.

TMZ reveló que los nuevos propietarios de la vivienda trataron la compra de la mansión con gente cercana a Amber, pero ella nunca estuvo presente.

La casa comprada en 570 mil dólares y vendida en 1.050.000 dólares hace que Amber Heard se lleve casi el doble de lo que pagó por la propiedad, sin embargo la ganancia obtenida no cubre la totalidad de su deuda por lo que tendrá que buscar otras maneras para saldar su deuda.

Comentarios