Un hecho bastante preocupante se registró durante un vuelo que salió desde Nueva York y que aterrizó en Roma, pues el piloto y su copiloto se durmieron causando una alerta en la torre de control francesa.

Se trató de un vuelo de ITA Airlines, el piloto acabó siendo despedido luego de que se quedó dormido en pleno vuelo, según reportó el diario La Repubblica, de Italia. Este hecho ocurrió el pasado 30 de abril.

El vuelo AZ609 sobrevolaba Francia cuando la torre de control no pudo comunicarse con el capitán ni con el copiloto del Airbus A330, desatando una sospecha de un posible secuestro terrorista. 



Autoridades francesas convocaron dos aviones militares para verificar qué pasaba en el vuelo y alertaron lo que ocurría.

Tras 10 minutos de varios llamados, los pilotos despertaron y respondieron, indicando que los controles de audio no les permitían responder.

El avión aterrizó sin percances en Roma Fiumicino 20 minutos antes de lo previsto, y sin percances. Es más, avisaron que los pasajeros no corrieron peligro en ningún momento. 


Comentarios