Paulo Soleto

Antonio Chacón de 22 años fue a un restaurante a compartir con su familia y terminó volviéndose  viral en Estados Unidos tras alegar en un restaurante que la porción de carne que le sirvieron no era la prometida en el menú, así que decidió corroborar su sospecha.

El joven fue a su auto para retirar una balanza y confirmar que su porción de carne, que según el menú del restaurante era un bistec de 170 gramos pero en realidad  pesaba 100 gramos.

“Era mi cumpleaños, había ido con mi mamá, papá, novia y mis hermanos y mis dos hijastras. Pedí las costillas y el bistec. Compré un bistec de 170 gramos y cuando lo trajeron, se veía muy pequeño, parecía comida para niños. Eso me enojó”, dijo Chacón sobre su visita a Texas Roadhouse, una cadena de restaurantes especializada en carnes.

Te puede interesar: "Chile no existe", la teoría viral de un terraplanista que desató una oleada de memes

Tras la queja y pesar la carne el camarero intentó justificarse diciendo que la carne suele encogerse, finalmente le dieron la razón al joven y le rehicieron el plato con la cantidad que si pesaba lo que prometían.

Antonio instó a otros comensales a llevar balanzas para que también pesen su carne, el caso se volvió viral, y mientras que muchos le dieron la razón, otros lo cuestionaron por su queja, también hubo comentarios insólitos que señalaban que tenía una balanza en su auto para pesar drogas.

Comentarios