La ceremonia de graduación es uno de los eventos más anhelados para los estudiantes en la universidad, ya que es una recompensa por horas de esfuerzo, dedicación y sacrificio, por lo cual, es normal que se quiera celebrar en compañía de la familia; sin embargo, éste no fue el caso de un joven en Filipinas. 

 A través de redes sociales, Jeric Rivas se hizo viral por llorar tras ver que nadie asistió al acto donde se graduaría como criminólogo en la universidad La Concepción College, en la ciudad filipina de San José del Monte. 

En la ceremonia de graduación, Rivas fue reconocido como el mejor de su clase, pero al notar la ausencia de sus padres se sintió completamente solo y no pudo evitar desmoronarse, pues a diferencia de él, todos sus compañeros estaban acompañados de sus familias. 

En Facebook fueron difundidas imágenes donde se muestra a Jeric llorando en uno de los rincones de la escuela, además, contó que sus papás nunca han asistido a ninguna ceremonia, incluso en la primaria recibió una medalla y nadie fue. 

 En las fotos también se le ve negándose a recibir el diploma que lo acreditaba como criminólogo. "Sentí una mezcla de felicidad y tristeza nuevamente. 

"Miré a la derecha, miré a la izquierda, y en la parte de atrás y en el frente, todo lo que vi fueron caras felices que sonríen. Sentí mis lágrimas caer, me senté al lado. Sentí envidia”, escribió el joven en Facebook.

 Pero al notar su tristeza, un par de profesores decidieron acercarse a él y mostrar su apoyo, consolándolo y abrazándolo para darle ánimos y seguir adelante, 

"Uno de mis otros profesores estaba parado en el escenario esperándome y me dio un abrazo", dijo el joven

"Si bien ese momento me quitó parte de la tristeza, terminé llorando frente a todos”, comentó. 

A pesar de que su familia lo dejó solo en el evento, él les agradeció, "a mis padres, que no pueden aceptarme en su vida, espero haberlos enorgullecido”, escribió. 


Comentarios