Una familia de Perú ha compartido la inesperada sorpresa en la que se vio envuelta: tras comprar un husky siberiano, o eso le indicaban en el centro de Lima, resultó que el animal era en realidad un zorro, algo de lo que no se percataron hasta que empezó a dar caza a los animales de sus vecinos.​​

A esta familia no le dieron conejo por liebre, pero sí le dieron zorro por perro. El animal que compraron por 12 dólares, no era lo que le prometieron a Maribel Sotelo, la madre del dueño. 

El animal, según ha compartido al medio RPP, estaba herido y las sospechas no llegaron hasta que fue creciendo tres meses después.​​ La mujer, residente en el distrito peruano de Comas, explicó que su hijo quería una mascota y al principio no notaron nada demasiado raro: "Jugaba con los perritos, el problema ha sido que hace quince días empezó a cazar. Llamé a Serfor antes que se escapara, en junio, pero no tuve resultado".​

TAMBIEN PUEDE LEER: Mapa revela cuáles son los nombres más utilizados para perros en el mundo

"Chiquito parecía un perro, pero fue creciendo y fue diferente", ha informado. El animal, de alias Run Run, ha estado perjudicando económicamente porque los vecinos les cobraban por los animales que el zorro iba matando, aunque nunca atacando a ninguna persona.

Rescatado recientemente por la Policía Nacional de Perú, el animal, de ocho meses de edad aproximadamente, es considerado víctima del tráfico animal de fauna silvestre. 

Está previsto que Run Run sea reubicado en el Zoológico de Huachipa, ya que no podrá regresar a su hábitat natural tras haber sido criado por humanos y adoptar "conductas que no son propias de un animal silvestre".

Comentarios