Un grupo de vecinos que no podía dormir por la bulla de una supuesta fiesta electrónica llamó a la Policía, que al llegar descubrió a un gato jugando con el equipo de música de su dueño.

El hecho sucedió en Lugo, España. Según el reporte de medios locales el suceso tuvo lugar en un edificio de la Ronda das Fontiñas. La denuncia señalaba un “ruido de música en tono alto que les imposibilitaba el descanso”.

Tras atender el caso, los policías buscaron al dueño del departamento, que les explicó que se encontraba fuera de la ciudad.

La radio ‘La 100’ llegó a hablar con él y les reveló que el gato “tiene la costumbre de encender el equipo musical con la pata y mover la rueda del volumen”.

El hecho se hizo viral rápidamente y generó varios comentarios en redes sociales que ya bautizaron al minino como el “gato fiestero”, mientras que los más serios le recomendaron desenchufar el equipo de noche para que la mascota no moleste a los vecinos.

Y tú, qué travesura recuerdas de tus mascotas que te hay puesto en más de un problema. Cuéntanos en los comentarios.

Comentarios