Paulo Soleto

Taskin Dasdan, un trabajador del Korumar Hotel De Luxe de Turquía, recibió parte de la herencia de un turista británico llamado Charles George Courtne que se hospedaba en el lugar donde él trabajaba, el turista y el empleado se hicieron amigos y, cuando el millonario murió, le dejó una parte de su fortuna al turco, gracias a ese inesperado gesto, el hombre no necesitará trabajar más.

Charles, viajaba una vez al año para sus vacaciones de verano y se hospedaba siempre en la habitación 401, es así que el cuarto de hotel llegó a ser conocido por el personal como “la habitación de Charlie”.

Taskin Dasta, es encargado de los equipajes de los visitantes y él asegura que trata a todos los huéspedes como si fueran su propia familia y no no como simples turistas por lo que se sorpendió mucho al enterarse de la noticia del testamento mediante una llamada de los funcionarios de Reino Unido en la que le revelaron que él se había convertido en el heredero de Charles, esto tras la muerte del hombre a principios de este año.

Lea también: Vivió una vida que no debió ser la suya: mujer cambiada al nacer pide millonaria indemnización

La familia de Charles también resultó muy sorprendida cuando, al revisar el testamento, el hombre decidió dejarle una parte principal de su herencia al empelado Taskin Dasdan, además el millonario otorgó también partes más pequeñas a otros miembros del hotel.

Dastan contó a medios locales que el generoso hombre le había dado en el pasado algo de dinero para la educación de sus hijos, pero que jamás esperó que le dejara parte de su fortuna.

No se sabe la cantidad de dinero exacta que el empleado heredó pero algunos medios turcos afirman que él sujeto no tendría necesidad de volver a trabajar en su vida y menos como botones de hotel, sin embargo, Dastan sigue cumpliendo hasta hoy su trabajo en el mismo puesto e indica que lo hace porque “ama su trabajo”

Comentarios