Paulo Soleto

Esta es la historia de Jan Holman, una mujer de Inglaterra con una enfermedad terminal que pudo cumplir su última voluntad antes de morir: despedirse de su adorado caballo y sus dos perros. El caso ha conmovido las redes sociales.

Holman, desde su cama en un hospicio de Cheshire, Inglaterra, pudo acariciar a su caballo y sus dos cachorros por una última vez, la mujer llevaba cuatro semanas internada en el lugar y durante todo ese tiempo había extrañado mucho a sus dos perros de raza Cavalier King Charles Spaniel llamados Monty y Rowley y a Bob, su caballo piebald Cob.

El personal médico que atiende a Jan Holman, de 68 años, decidió hacer realidad su última voluntad, para ello la sorprendieron llevando a sus mascotas hasta el asilo para que pueda verlos por ultima vez y despedirse de ellos.  "No esperaba que alguna vez pudieran darme la oportunidad de ver a Bob una vez más", dijo.

TAMBIÉN LEA: Alerta en escuelas tras descubrir que están recreando los violentos retos de 'El Juego del Calamar'

Jan Holman no pudo levantarse de la cama, pero se mostró realmente feliz por poder estar por una última vez con sus amigos de cuatro patas, sus perros fueron trasladados hasta su cuarto por las enfermeras, pero para poder ver a su caballo la mujer debió ser trasladada en su cama hasta la entrada del jardín, ahí, en puertas del patio, Bob asomó su cabeza y se posó en el regazo de ella, quien lo alimentó con zanahorias, plátanos y manzanas.

"No puedo creer lo que el personal del hospital ha hecho por mí. Hasta hace unas semanas seguía montando a Bob todos los días y él es una parte muy importante de mi vida", señaló la mujer.

Comentarios