Lisa Kite, de 58 años de edad, vive en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos, y desde hace un tiempo descubrió que ella y su perrita comparten la misma pasión por el arte.

La enfermera jubilada comentó que su mascota creó populares obras y varias de ellas ya se han vendido y ha ganado gracias a ello hasta 18 mil euros.

La mujer mencionó que empezó a enseñar a su perra Ivy, un pastor australiano de nueve años, a pintar cuando acababa de cumplir los dos años, después de darse cuenta de que aprendía fácilmente nuevas técnicas.

Kite relató que la perrita llegó a su vida hace unos ocho años, y desde ese momento decidió enseñarle trucos y darle tareas, con la intención de “mantener su mente ocupada”.



Ivy lleva siete años pintando, y Lisa fue la encargada de enseñarle a sostener el pincel y pintar sobre el lienzo en blanco.

La mujer comentó que la obra más cara de Ivy ha costado 360 libras.

Lisa dio a conocer que “Ivy suele terminar un cuadro en cuatro semanas. Así que tendrá cuatro o cinco a la vez. Solo la dejo pintar una vez a la semana para que no se canse. Ella siempre los firma con una huella naranja”.

Tags

Comentarios